Abogados de accidentes escolares

 

Los niños y adolescentes pasan miles de horas al año en la escuela. Sus padres los envían a recibir educación importante, sin esperar que puedan resultar lesionados en el lugar en que supuestamente están más seguros. Sin embargo, los accidentes escolares suceden con mucha regularidad. Las estadísticas demuestran que esta clase de accidentes, en su mayoría ocasionada por lesiones o colapsos en la estructura, son muy comunes a lo largo de los Estados Unidos.

Hay ciertos tipos de accidentes escolares que son totalmente circunstanciales. Por ejemplo, si tu hijo estaba bajando las escaleras y se cayó por dar un mal paso. Otra muestra de ello sería cuando un niño se lastima el tobillo durante la clase de deportes. La única excepción con respecto a este tipo de accidentes ocurre cuando se demuestra que la escuela es directamente responsable del mismo, ya sea por negligencia o por arbitrariedad. Si esto se comprueba, entonces podrás emitir una demanda contra la escuela a través de tu representante legal.

En Tu Abogado Ahora, contamos con un equipo altamente capacitado de profesionales del litigio especializados en demandas por accidentes escolares. Nuestros abogados conocen toda la jurisprudencia y legislación en la materia, por lo que podrán brindarte la asesoría que necesitas. Adicionalmente, nuestro equipo tiene la capacidad de representar tu demanda ante el juzgado y exigir la justa compensación monetaria que mereces después de que tu hijo haya sufrido un accidente escolar por la negligencia de la escuela.

Los casos de accidentes escolares más comunes

Algo que es muy importante aclarar a la hora de tratar con accidentes escolares, es que las escuelas tienen la obligación de proteger a sus estudiantes. Cuando los niños asisten a un salón de clases, no sólo tienen en mente su educación, sino que también ponen su propia seguridad e integridad a cargo de las autoridades escolares.

Sin embargo, esto no siempre se respeta. La mayoría de las escuelas tienen riesgos potenciales a la seguridad que deben tomarse en cuenta, ya que pueden perjudicar potencialmente la salud de nuestros hijos. 

Algunos de los ejemplos más comunes de accidentes escolares son los siguientes:

  • Un empleado de limpieza o de mantenimiento ha dejado una escalera plegable en la mitad de un corredor escolar. En estos casos, un estudiante puede tropezarse con la misma, doblarse el tobillo, y caer. En tales circunstancias, se arriesga a sufrir una lesión potencialmente grave.
  • Si la escuela está bajo un período de construcción, restauración, o mantenimiento, puede suceder que los pasillos que no son seguros no estén diferenciados del resto. En tales casos, los estudiantes se arriesgan a caerse en alguna de las áreas menos seguras y a contraer lesiones a nivel del rostro.
  • Si un estudiante practica algún deporte durante la clase de gimnasia, puede sufrir una concusión. Esto es especialmente común cuando el profesor no ha ordenado a sus estudiantes a utilizar el equipo de deporte adecuado.
  • Si un pasamanos está flojo, o mal ajustado, los estudiantes pueden caerse por las escaleras y fracturarse la médula espinal.
  • Si los obreros a cargo del mantenimiento de las áreas comunes de la escuela no quitan la nieve ni obstáculos como el hielo a tiempo, los estudiantes pueden resbalarse y estrellarse de cara contra el suelo, contrayendo así un trauma cerebral.

Teniendo en cuenta que la escuela a la que van tus hijos es responsable de su seguridad, son la parte competente a la hora de emitir una demanda por alguno de estos casos. Las precauciones de seguridad pública son necesarias en todos los estados y condados de los Estados Unidos. Sin embargo, no todas las instalaciones las siguen al pie de la letra, por lo que siempre es posible que ocurra una tragedia como las que hemos señalado más arriba.

Por otra parte, demandar a una escuela pública no es tan fácil como parece. Es necesario demostrar que la escuela es directamente responsable por las circunstancias que causaron el accidente en el que se vio implicado tu hijo. Por todo esto, las autoridades intentarán desligar la responsabilidad de la escuela pública en el accidente. Tu representante legal deberá estudiar detenidamente todos los elementos del caso para lograr precisar la carga probatoria de la escuela a la hora de emitir una demanda.

Los accidentes escolares representan un peligro muy vigente en la actualidad

Las estadísticas demuestran que los accidentes escolares son cada vez más comunes. Estos datos reflejan que la tasa de accidentes escolares en California es superior a la del promedio en Estados Unidos. Mientras más accidentes ocurran, mayores peticiones habrá para que se tomen las precauciones públicas necesarias. Sin embargo, los accidentes contiúan sucediendo, lo que singifica que las precauciones en sí mismas no son suficientes.

Por todas estas razones, es muy importante que contrates a un abogado especialista en accidentes escolares. El litigador al que contactes deberá ser capaz de asesorarte en todo lo vinculado a una demanda por accidente escolar, pero también tendrá el suficiente conocimiento de causa para establecer la responsabilidad de las autoridades escolares a la hora de defender tu caso. Los juzgados suelen ser muy exigentes con las pruebas a la hora de evaluar una demanda contra una instalación pública, tal como una escuela. Por consiguiente, asegúrate de que tu abogado conozca la legislación pertinente en materia de accidentes escolares, con tal de que puedas recibir la compensación financiera legítima por los daños sufridos durante el accidente escolar.

En Tu Abogado Ahora, contamos con una vasta experiencia defendiendo casos de accidentes escolares. Nuestros abogados son especialistas en la materia, lo que implica que conocen al pie de la letra toda la legislación y jurisprudencia sobre accidentes escolares. Si tienes alguna duda antes de emitir una demanda por accidentes escolares, no dudes en consultar con uno de nuestros litigadores. El abogado con el que contactes podrá aclarar cualquier interrogante que tengas al respecto, y asesorarte en todo lo que necesites en relación a un accidente escolar.

Tu representante legal podrá defender tu justa reclamación por una compensación financiera, y logrará que el juzgado falle a favor de tu caso de demanda por un accidente escolar.